Nacido el 4 de septiembre de 1998 en la ciudad de Cali, mostrando desde su temprana edad interés por las artes, mediante la elaboración de manualidades, escritos cortos ilustrados con dibujos, llamados en ese entonces Las aventuras de Pablito, exhibidos a su madre, Esmeralda Garcés, teniendo Obiel la edad de siete años.
Luego de la separación de sus padres, Obiel elige vivir con su padre Marco Fidel Agudelo, en el municipio de Yumbo, en una humilde casa de gran solar, ubicada en el sector de “Las Américas”, barrio de carácter popular, un tanto marginado por la droga y la delincuencia juvenil, que se ha ido superando a través de los años.
De los ocho a los catorce años se dedica a su educación, refugiándose en los videojuegos, el deporte y los libros, hábitos inculcados por su padre, cumpliendo con desánimo y mediocres calificaciones sus obligaciones académicas, pero alimentando vorazmente su imaginación mediante sus pasatiempos.
A la edad de 15 años siente la incontrolable necesidad de expulsar una voz que siempre le acompaña, un ente que se proyecta en el respaldo de sus cuadernos mediante dibujos no muy agradables a la mayoría, que toma sus decisiones en ataques de histeria provocados por la frustración del poco control de sus emociones.
Al ver aquella entidad tan real y personificada, decide darle nombre, LEZVLEND, de la combinación de letras que predominan en nombres de demonios. Como era de esperarse, Obiel se relaciona con profesionales de la salud mental, que le recomiendan escribir sobre este ente en forma de terapia.
Pasado el tiempo y su adolescencia no muy desaprovechados, Obiel se pule en el arte de la pizzería, culmina el bachillerato y agrega nuevos pasatiempos, como tocar instrumentos y el estudio de la comunicación oral y escrita.
Rozando los 20 años, empieza a abrirse campo el área laboral, de manera formal en el campo de la industria manufacturera, como auxiliar de producción, dedicando de lleno su tiempo libre a la lectura, escritura, el ejercicio y otros pasatiempos de los cuales se convence que le ayudan en su desarrollo.
Con sus 23 años de edad, Obiel culmina su primera obra escrita en honor a su alter ego Lezvlend.
Sus pasatiempos se han convertido en su filosofía de vida, poniendo la lectura como prioridad, que la recomienda a quien conoce, lleva una existencia enfocada hacia el trabajo, sus estudios superiores y el desarrollo general de su persona.

Publicaciones del autor

Mostrando el único resultado

Te podría interesar

William Vargas Lozano
Julio Herberth Montaño Gruezo
Luis Alfonso Arcila Vargas
Angélica María Barrero Pascuas

¿Te gustaría publicar con nosotros?
Obtén tu proyecto editorial 

Tu futuro libro
>